Campamento Galilea - Día 3

En este tercer día de campamento cada grupo intenta demostrar a Willy Wonka quiénes son aquellos más preparados para estar junto a él y aprender todos los secretos de “La Fábrica”.

 

Como todos los días nos levantamos con una oración de buenos días, desayunamos y realizamos las tareas de limpieza del campamento. A continuación tenemos el teatro en el que se presenta el motivo del día, dicho motivo se trabaja por grupos en la reunión de catequesis. La mañana sigue con un  torneo de deportes y baño en la piscina. Después de comer, tras una hora de tiempo libre participamos  en los talleres, tomamos la merienda y nos refrescamos de nuevo en la piscina. El día concluye con una reunión de reflexión por grupos, la cena y la velada de la noche. Nos despedimos del día dando gracias a Dios en la oración  de la noche.

 

En la catequesis de hoy trabajamos la parábola del Sembrador. Cada acampado  dibujó un árbol: en las raíces escribió sus cualidades, en el tronco las personas más importantes de su vida, en las ramas las cosas buenas que hace cada uno y en las hojas los objetivos que han alcanzado en su vida. Cada acampado recibe una semilla en la que escribe su compromiso  para “morir” a nosotros mismos y dar fruto con nuestros actos.

 

“Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero si muere, da mucho fruto”.

 

 

FOTOS DÍA 3

huellas en el corazón